Un brazalete que cuenta con tecnología NFC (Near Field Communication), no necesita recargarse y es resistente al agua. 

Se piensa que para el 2050 un tercio de la población superará los 60 años, solo considerando esto, nos hacemos la pregunta: ¿Está Chile acondicionado para la vida de los adultos mayores? Es por esta razón que nace Red Activa, una iniciativa del Centro de Políticas Públicas y la Escuela de Diseño de la Pontificia Universidad Católica en conjunto con la asociación de AFP de Chile.

Actualmente, esta pulsera es capaz de hacer que los semáforos cercanos a la plaza de Puente Alto duren 6 segundos más de lo normal, entregándoles a los adultos mayores, el tiempo necesario para que puedan cruzar tranquilamente. Además, les da acceso a cualquier baño público de los centros comerciales de la comuna. Con estas facilidades se busca incentivar a los adultos mayores a salir más de sus casas.

Se espera que más adelante, este brazalete sea capaz de contener la ficha médica de las personas y también contener su información de pago, simplificando su vida a través de la tecnología.

Si quieres saber más sobre este innovador proyecto y su tecnología asociada, ingresa al siguiente enlace: https://goo.gl/kokk6g